Diferencias entre una centralita física y una virtual

Posted by RingSouthEuropa

Muchas empresas, ante la necesidad de mejorar la gestión de las llamadas y la atención al cliente, tienen la necesidad de contar con una nueva centralita telefónica. En este punto vienen las dudas: ¿qué es mejor: una física o una virtual? Hoy te vamos a contar las principales diferencias entre ambas:


-    Inversión: es la primera y quizás una de las diferencias más notorias. Aquellas empresas que quieran adquirir una centralita física deberán realizar un desembolso económico importante. La compra de una centralita supone la compra de un hardware. Mientras que, por otro lado, la centralita virtual no requiere de ningún tipo de equipamiento: la centralita se encuentra alojada en las instalaciones del proveedor del servicio y habitualmente los terminales de usuario están incluidos en la cuota mensual.


-    Puesta en marcha y mantenimiento: las centralitas físicas requieren de un personal muy especializado para su puesta en marcha y además de la inversión inicial hay que incluir una cuota mensual de mantenimiento por una empresa externa. Por el contrario, las centralitas virtuales carecen te todos los gastos anteriormente mencionados: la empresa proveedora es quien se encarga de instalar, mantener y actualizar la plataforma de forma permanente bajo un modelo de cuota mensual.


-    Solución parcial o integral: la compra de una centralita física supone una mejora de la gestión de las llamadas pero, la línea telefónica, llamadas de voz y acceso a internet deben contratarse aparte con un operador de telecomunicaciones. En el caso de las compañías proveedoras de comunicaciones en la nube especialmente enfocadas al segmento profesional, ofrecen soluciones integrales mediantes las cuales, a través del pago de una única cuota mensual, las empresas contratan el conjunto de servicios que necesitan a un único proveedor. Así, la empresa proveedora del servicio en la nube realiza una gestión eficaz de las comunicaciones, y el cliente puede despreocuparse por completo.


-    Escalabilidad: Cuando se compra una centralita física lo primero que se tiene que elegir es su capacidad, es decir, el número de líneas y extensiones que se pretende abarcar. Esto tiene el problema de que, debido a los cambios que se producen en las empresas, puede que el número de líneas se quede grande o corto para la plantilla que se tiene. Esto no ocurre con las centralitas virtuales ya que con una simple llamada pueden reducir o ampliar el número de líneas.


También hay que tener en cuenta que si una empresa crece a nivel de sedes y se decide optar por la centralita física, tiene que tener en cuenta que cada sede debe tener su propio equipo, por lo que los gastos de mantenimiento y actualización se dispararían. En el caso de la contratación de una centralita virtual, esto no pasa.


-    Prestaciones y funcionalidades únicas: los avances tecnológicos del cloud han provocado que las centralitas virtuales cuenten con prestaciones que las centralitas físicas no pueden ofrecer. La integración de la telefonía fija y móvil con la posibilidad de integrar la telefonía de la empresa en el móvil del usuario para que sus empleados puedan atender las llamadas en cualquier sitio es algo que la centralita física no puede conseguir.

Todas estas razones son la prueba de las ventajas que la centralita virtual tiene respecto a la centralita física.

Tags:
-->
Latest Posts
05 Feb 2018
Share
-->

RingSouth Europa obtiene la certificación ISO 9001

Ringsouth Europa, empresa especializada en telecomunicaciones VoIP, ha obtenido la certificación de calidad UNE-EN-ISO 9001, acreditada por Organización Internacional para la Normalización (ISO).
 

Latest Posts
13 Dic 2017
Share
-->

RingSouth Europa participa en encuentro con empresas de alta tecnología alojadas en el Parque Científico de Murcia

 
Con el fin de generar nuevas sinergias y oportunidades de negocio el consejero de

Latest Posts
11 Dic 2017
Share
-->

RingSouth Europa continua su expansión con dos nuevos puntos de servicios en Latinoamérica.